Consejos para sobrevivir en las comidas navideñas

comida-empresa-navidad-convivio

Se acerca las vacaciones de Navidad y el fin de año, por lo que es la época favorita para que las empresas realicen el “convivio” o comida de navidad. Es diferente estar en un ambiente de trabajo a compartir un evento o momento festivo y más relajado. Aunque el cambio de ambiente es notable y para algunos significa todo un reto, les dejamos algunos consejos de comportamiento para que esa comida sea todo un éxito en tu carrera profesional.

  • Código de vestimenta: es importante recordar que no es una fiesta, ni tampoco una reunión de trabajo. Lo mejor es elegir algo discreto, el término medio siempre acierta.
  • Horarios: recuerda ser puntual. Cumple con la hora marcada por la empresa, aunque el ambiente sea distendido, las reglas de la puntualidad nunca cambian. Es recomendable también, no irse el último. Una retirada a tiempo siempre es una victoria.
  • Comportamiento: aunque la naturalidad en la forma de abordar las conversaciones es un acierto total, es recomendable cuidar las formas y no tratar de dominar la conversación, evitando ser el centro de atención.
  • Evita los temas polémicos: no abordes los temas tabú: política, futbol o religión. Ten cuidado con hablar o criticar a otros compañeros. Céntrate en compartir anécdotas y no inquietudes.
  • Cuidado con el alcohol: Es normal beber una o dos copas pero con moderación. Tú te conoces mejor que nadie. A veces el alcohol puede relajarnos y hablar o actuar más de lo que deberíamos.
  • No a las fotos: Las fotos de empresa déjalas para momentos más solemnes.
  • Hay que relacionarse: las comidas de empresa son el momento perfecto para conocer gente nueva o, al menos, hablar con todos.
  • No aproveches para reivindicaciones laborales: no es el momento ni el lugar adecuado para pedir un aumento de sueldo o un cambio de horario.

Es verdad que no existe un manual sobre qué decir en los convivios de Navidad y sobretodo, que no todas las empresas son iguales que otras. Lo más importante es mantenerse relajado aplicando el sentido común en los temas y en el trato, y procurando mantener la mente atenta para disfrutar del momento.

¿Se te ocurre una idea más a considerar para las reuniones de Navidad en tu empresa? ¡Comparte con nosotros! ¡Queremos saber tu opinión!

Esta entrada fue publicada en recursos humanos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario