Techo de Cristal

Aprovechando el festejo del día de las madres, les traemos el tema de “Techo de cristal”.

Te preguntaras, ¿a qué se refiere esto?; pues según los estudios de género, se denomina así a una superficie superior invisible en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar, que nos impide seguir avanzando.

Su carácter de invisibilidad es porque no existe ninguna ley, ni dispositivos sociales establecidos, ni códigos visibles que impongan a las mujeres semejante limitación, sino que está construido sobre la base de otros rasgos que por su invisibilidad son difíciles de detectar.

Las causas de estas limitaciones vienen en su mayor parte de los prejuicios que tenemos las mujeres para desempeñar puestos de responsabilidad. Estas causas pueden ser:

  • La disponibilidad laboral ligada a la maternidad y a las responsabilidades familiares y domésticas.
  • Prejuicios basados en la creencia de la desigualdad entre el hombre y la mujer.

En la actualidad las mujeres NO nos encontramos ya con el “techo de cristal” en su sentido más restrictivo, es decir, total impedimento para acceder a posiciones de liderazgo.

Nos encontramos en una constante búsqueda de desarrollo personal en todos los ámbitos de nuestra vida, es decir, en el personal y el profesional.

Las mujeres somos cada vez más heterogéneas en nuestras elecciones de vida, pero los paradigmas culturales se han mantenido sin mayores modificaciones.

Muchas veces nosotras mismas nos ponemos barreras que no nos permiten cumplir nuestros sueños personales.

El liderazgo femenino hoy implica generar el cambio desde ti…¿cómo te comportas?,¿cuál es tu forma de observar el mundo?

Para empoderarnos necesitamos creer en nosotras y como mujeres debemos apoyarnos y entender nuestras etapas para llegar a la cima.

“SORORIDAD” Es la nueva fraternidad entre mujeres, creando redes de apoyo.

El liderazgo femenino es sinónimo de crecimiento en el siglo XXI y debemos atenderlo como tal, apoyarlo, ayudar al desarrollo y formación de las mujeres y trabajar para que más de ellas lleguen a posiciones directivas y de responsabilidad.

“Si quieres tener lo que pocas tienen, debes hacer lo que pocas harían”…El cielo es el Límite.

¡Feliz día de las madres!

Esta entrada fue publicada en ADAMS. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario